¿Musas? ¿Qué es eso?

Odio cuando las Musas comienzan a susurrar pero se queda en eso, en simples susurros que no llegan a tomar forma. Llevo unos días que los dedos me cosquillean con ganas de ponerse a teclear, pero en el momento en el que me enfrento a la hoja en blanco… no pasa nada. Es como si de repente decidieran jugar al escondite conmigo y se alejaran. Incluso a veces creo que puedo escuchar con total claridad sus risas juguetonas, burlonas incluso, puesto que saben que sin ellas no soy nada.

Tengo lo que debería ser un “oneshot” empezado desde hace más de una semana. La idea está ahí, el principio también, pero me resulta completamente imposible continuar. También tengo que continuar cierto fic para cierta amiga, pero vuelvo a lo mismo: las ideas están, pero soy incapaz de plasmarlas en el papel. Me he puesto música, he variado de grupos, he puesto la radio incluso para que sea lo más random posible y… nada. Me he puesto también a leer a ver si de esta manera me pincha de nuevo la curiosidad o algo por el estilo y vuelve a ser… nada. ¿Series? ¿Películas? Volvemos al comienzo.

Estoy acostumbrada a escribir… o estaba en el pasado. Llevo años haciéndolo en foros de interpretación, antes de esto en el IRC y en mesa, bueno, en mesa más bien interpretaba. Era de las personas que tenía la facilidad de escribir una respuesta prácticamente en el acto, como si las Musas estuvieran siempre revoloteando a mi alrededor. Y, por supuesto, también de escribir relatos sueltos, pequeñas “viñetas” de escenas que venían y que no podía dejar de escribir. Sin embargo, parece que esa facultad simplemente se ha esfumado y eso me frustra.

Creo que ya lo he comentado en algún momento: sueño con escribir un día un libro. Es una de las cosas que más me encantaría hacer, es a lo que en realidad me gustaría dedicarme. Sí, podéis llamarme demasiado ilusa y que de eso en realidad no se vive, y yo os diré que tenéis toda la razón del mundo. Menos cuando creo que nunca he sido capaz de terminar algo. Me encantaría decir que soy de esas personas que lo tiene todo organizado, que tiene lo que va a pasar en la historia, capítulo por capítulo, pero… soy incapaz. Y ahí está mi fallo ¿verdad? Sí, eso es lo que yo creo también.

Necesito reorganizarme y ver qué es lo que hago. A ver si esta tarde venzo a la vagancia y me lanzo a hacer algo de provecho.

Ya estoy libre, ¿y ahora?

Hoy vengo con un grito de liberación. Después de meses trabajando en ello ya está entregado. Lo cierto es que no termino de estar muy convencida con lo que ha salido, pero me han quitado más de un mes de la fecha que tenía en un principio para entregarlo. De esto me enteré a finales de Junio, por lo que tuve que reordenar todo mi calendario y se me fue al traste lo que quería hacer. Las visitas a Madrid se redujeron a una semana cuando en un principio iban a ser dos o, incluso, tres. El mes para redactar, que iba a ser Septiembre, se convirtió en poco menos de dos semanas. Es imposible que salga algo decente de todo esto, pero al menos ya puedo decir que estoy libre. O, al menos, estoy libre hasta que el día tres tenga que ponerme a defenderlo delante del tribunal.

Ahora vienen las indecisiones. ¿Y ahora qué? Sé los pasos lógicos, pero nunca me han gustado hacer lo que la gente espera que haga. Si me dicen: “tienes que hacer…” entonces yo tomo el camino contrario al indicado. Quizá después llegue al mismo lugar, pero al menos durante un tiempo siento que he tomado mis propias decisiones. Igual es cabezonería pura y dura, pero es lo que siempre me ocurre.

 Hasta el día treinta voy a tomármelo de vacaciones, que lo necesito. Al menos descansar y olvidarme de todo. Quizá sea menos, me conozco lo suficiente como dentro de nada comenzaré a necesitar hacer cosas porque no puedo estar parada. Inglés es la opción más obvia porque quiero presentarme a una prueba de nivel a finales de septiembre y necesito ponerme a la de ya porque hace demasiado tiempo que no lo estudio.

 De momento a ver si me pongo al día con dramas, películas, libros y, por qué no, me pongo a escribir alguna de las ideas que tengo rondando por la cabeza desde hace tiempo y a las que no he podido dedicar apenas tiempo.

Uncommitted – Xia Junsu

Hoy 17 de agosto a las 12:00 p.m KST y a las 05:00 a.m hora española salió el MV de Uncommitted de Xia Junsu. No tenía intención de levantarme a esas horas intempestivas para verlo y, mucho menos, trasnochar puesto que ando en proceso de entrega con todo lo que eso implica, pero… no me digáis por qué a eso de las cuatro y media estaba con los ojos como platos y no me conseguía dormir. Vuelta para un lado, vuelta para otro y que no había forma. Frustrada y desesperada, me levanté, di una vuelta, miré el portátil y decidí que era mejor no encenderlo porque entonces fijo que encontraba algo para hacer.

Entonces hice lo peor que puede hacer una persona desvelada… mirar el twitter. En el twitter hay gente a todas horas, aunque a primera hora de la mañana suele haber menos movimiento, por lo que rápidamente me enganché. Si a eso le sumamos que estaba todo el mundo emocionado y nervioso por la salida del MV… ya os podéis imaginar lo que sucedió. Decidí ponerme los cascos y esperar a que alguna alma caritativa pusiera el link por el twitter por no andar buscándolo yo y allá que vamos…

Debo reconocer que no estaba muy segura de qué esperar después de Tarantallegra pero… no me ha decepcionado, todo lo contrario. Quizá el impacto visual no ha sido tanto… tanto como con el anterior, pero ha sido mucho mejor en otro aspecto: disfrutar de la voz de Junsu. Y la fotografía y la estética son preciosas, los teaser me dieron la impresión de los tráiler de una película y me ha vuelto a pasar. La historia engancha, la voz de Junsu te envuelve y la canción es pegadiza. Es más, llevo todo el día con ella rondando por mi cabeza. He perdido ya la cuenta de las veces que le he dado al play en el MV y lo primero que he hecho ha sido ir al iTunes. Vale la pena, mucho, y escuchar Tarantallegra en inglés con ese cambio de ritmo de los tambores que le dan un aire diferente, también.

Una vez más, Junsu no me ha decepcionado sino que está consiguiendo que lentamente vaya cayendo más y más en su hechizo. Solo me queda rezar para que Cjes diga pronto las ciudades y las fechas de Europa a ver si con un poco de suerte puedo ir a uno de sus conciertos porque ver esto en directo debe ser simplemente… impresionante.

Si queréis leer la letra en inglés y traducida al español, no dudéis en pasaros por JYJtres.

Hay una canción…

Minientrada

Hay una canción que siempre me dará fuerza, que siempre provocará un estallido en mí, que siempre hará que mil recuerdos me atrapen y no pueda salir de ellos. Es una canción que provoca que me sienta tan pronto en una nube como que caiga en el abismo y todo porque tiene su historia. Una historia más allá de las voces, de la música o de la letra… mi historia.

 En Octubre-Noviembre del 2011 yo estaba pasando una mala racha. Tenía la cabeza tan jodidamente envuelta en mis propios problemas que era incapaz de concentrarme. Estaba tan pendiente de otra persona que no era capaz de verme a mí misma o de ver a los demás. Me centraba tanto que me sentía como si no hubiera otra cosa, como si no hubiera nada más y cuando por una u otra u otra razón era incapaz de verlo entonces el mundo se me venía encima.

Y entonces llegó, de forma tímida al principio. La escuchaba una vez y seguía. Hasta que me di cuenta que la necesitaba. Necesitaba esta canción para levantarme por las mañanas, para avanzar, para darme fuerzas, para sonreír aunque llorara por dentro, para alzar la barbilla y continuar cuando las cosas se ponían complicadas. Necesitaba esta canción hasta el punto de ponerla en bucle, hasta el punto de que antes de levantarme de la mesa donde me encontraba, antes de verle, tenía que ponérmela para tomar la energía y seguir hacia delante.

 Ahora ya no me ocurre, aunque cuando la escuchó esa energía me golpea y me hace avanzar más rápido, con más fuerza, con más ilusión. Ahora ya he aprendido a amar otras canciones de la misma manera que amé esta. Ahora ya no solo es una canción, ahora son todas las que provocan sensaciones similares, pero esta siempre será la primera que se convirtió en una obsesión y que me llevó a seguir hacia delante… Aunque en realidad no fue la primera de ellos que escuché, sí fue la primera de ellos que consiguió removerme lo suficiente como para decirles…

 … gracias. Gracias por haberla hecho y gracias por conseguir que con una canción comenzara a moverme cuando pensaba que estaba anclada sin ser capaz de avanzar.

Hoy me siento…

Hoy ando en una especie de tiovivo emocional que no termino de entender. Subo y bajo sin poder evitarlo, estando en un momento de euforia para de pronto caer en una melancolía que no termino de comprender. Diría que son los nervios, que lo son, pero es como si hubiera algo más que está ahí flotando y que, sin embargo, me cuesta poner en paladas. Sensaciones y sentimientos que en definitiva no llevan a ningún lado.

Tengo trabajo acumulado, demasiado. Tengo que hacer tantas cosas que no se por dónde ponerme y creo que eso es lo que al final me sucede. Me estoy agobiando cada vez más y estoy llegando al punto en el que no estoy muy segura de cómo salir. Siento un peso en el pecho y sobre los hombros. Al menos todavía no me ha dado por llorar sin motivo aparente. Algo es algo ¿no?

No estoy muy segura, pero tengo la sensación de que al final me pondré a escribir. Diría que a leer, porque tengo varias cosas pendientes, pero si lo hago si que no haría nada. Oh… malditos y benditos fics que me envuelven en su atmósfera.

Y todavía me falta que me baje el drama.

Sueños y reencuentros

En ocasiones me gustaría seguir durmiendo. Suena extraño, ¿verdad? Quizá no tanto si me explico. Soy de esas personas que tienen sueños lo suficientemente vívidos como para que parezcan una película. En ocasiones tengo temporadas que vivo más por los sueños que por la realidad. Sé que no es bueno, porque cuando sucede eso es porque ando con una depresión de caballo, pero a veces no lo puedo remediar. Hoy, por ejemplo, me hubiera encantado poder seguir en el sueño aunque por otras razones: por la persona que aparecía en ella.

 Es curioso, porque Jaejoong me gusta, me cae bien, pero no llega ni por casualidad al nivel de Yoochun y sin embargo sueño con el primero y no con el segundo. Siempre como amigos, eso es verdad. Hoy, por ejemplo, que éramos compañeros de trabajo —mas bien le cambié de trabajo al de historiador e investigador— y nos pasábamos un buen rato intercambiando teorías con sendos cafés delante. Es interesante que siempre aparezca cuando estoy jodidamente estresada con cosas de la Universidad —sí, soy historiadora y ando en estos momentos en pleno trabajo de investigación con todo lo que conlleva— y con ganas de dejarlo todo. El otro sueño que recuerdo no hablamos, más que un par de palabras.

 Y ahora dejando mi mundo friki que a veces me da que me abduce más de lo que debería…

 Ayer tuve uno de los reencuentros que más necesitaba y más quería. Hacía mucho tiempo que no hablaba con ella y ha sido simplemente perfecto. Todavía sigo sonriendo cuando lo recuerdo y espero que esta vez no volvamos a perder el contacto porque no me había dado cuenta de lo mucho que le echaba de menos. Mucho, no, lo siguiente. Es una buena amiga y la quiero un montón. Me ha dado mucha energía para seguir hacia delante.

 Gracias cariño, por volver de nuevo a mi vida ❤

 A veces me  pregunto si debería subir por aquí alguno de los fics que ando últimamente escribiendo… pero me da que no habría gente interesada así que…

Even if 300 years have passed, I will still love you (and support)

Mis amigos dirían que soy una exagerada… pero ayer pasé un momento un poco ¿raro? ¿malo? ¿melancólico? No estoy del todo segura de cómo llamarlo. Parece que siempre que vengo por aquí es para desahogarme por una cosa o por otra. Y siempre relacionado con ciertas personitas que me tienen loca.

Ayer Yoochun se despidió del twitter. El último mensaje es precioso, lo reconozco, y consiguió arrancarme una sonrisa, ponerme de buen humor y darme energía. Es más, creo que la sonrisa de “tonta enamorada” que se me puso en los labios dejó en jaque a mis tíos que es donde estoy ahora mismo. El problema es que cuando volví de comer me encontré con la noticia de que cerraba el twitter. Sí, aquí viene mi cabreo y frustración.

Es bastante difícil saber algo de ellos, saber si están bien o cómo les va, así que twitter se convirtió en una manera perfecta para sentirles un poco más cerca. Para sentirle un poco más cerca. Una ventana a su día a día, a su vida, a sus pensamientos. Era una forma de sentirse bien, de decir “oh, si está conectado a la misma vez que yo”. Vale, es una tontería, pero estas cosas hacen ilusión. Quedan Jae y Junsu y espero por los dioses que no sigan su mismo camino.

Voy a echar muchas cosas de menos: las conversaciones de los tres, los troleos al pobre Junsu, sus pensamientos que me hacían pensar a mí y muchas veces estaban en consonancia con lo que yo sentía en ese momento, sus fotos que me parecían y me parecen preciosas, sobre todo cuando se pone artístico. Sí, le voy a echar de menos a él, el pasarme por twitter y ver un mensaje suyo provocaba que sonriera, que me sintiera feliz, que me sintiera bien.

Pero le respeto y supongo que sus razones tendrá. Se han barajado muchas, desde el tema de las sasaeng (urmf, argh, tsk  ¬¬) hasta la explicación que ha dado un representante de la CJes de que no tenía tiempo para el twitter y que prefería dejarlo ahora, que tenerlo abandonado. Como sea, solo espero que sea lo que él quiere, que le haga sentir bien, mejor y solo decir que aquí estaremos “apoyándole y queriéndole” cuando se decida a volver, porque de verdad espero que lo haga.

Heart 2 heart…

La traducción es gracias a INAF

Siempre estaré agradecido que de me animéis y me mostréis vuestro amor y apoyo. Quiero encontrarme con vosotros en el futuro con una música genial, actuación y promociones…^^ De nuevo, os doy sinceramente las gracias y ¡¡os quiero!! ❤ ^^

Con estas palabras se despedía y dejaba un sentimiento “Bittersweet” en mi interior como me sucedió con el final de Rooftop Prince.